Consejos para cultivar plantas

¿Cómo aumentar la producción de resina en mis plantas?

Si quieres saber cómo aumentar la producción de resina en tus plantas, ¡quédate!, estás en el lugar correcto. Descubrirás qué factores hacen que una planta produzca más o menos resina y qué puedes hacer a lo largo de todo su proceso de crecimiento y floración.

Por supuesto, deberías conocer qué es la resina si vas a dedicarte al cultivo. Pero si no lo sabes y aun así quieres empezar, te tenemos un breve resumen: la resina es una acumulación de tricomas que secreta la propia planta.

¿Y qué son los tricomas? Su nombre quiere decir cabello, entonces… son pequeños «cabellos» que salen en las plantas, en este caso, las plantitas de la suerte, contienen cannabinoides y terpenos, que son los causantes del maravilloso aroma, sabor y… efectos de tus tréboles.

¡Empecemos!

Aumentar la producción de resina es quizá el primer objetivo de quienes como tú, se dedican al cultivo. De hecho, hace ya bastantes años que solo se piden plantas parentales con gran cantidad de tricomas. De este modo, favoreces que tu planta los tenga ya, “de nacimiento”.

Porque si eres de los que cree que la genética no determina nada, te equivocas. Si tu planta desciende de otras con gran producción de resina ten por seguro que será igual. Pero además, puedes echarle una mano a la genética y conseguir mejores resultados.

Estos son algunos de los trucos ¡Aprovéchalos!

Ilumina tus plantas con focos LEC o LED

Lo primero que debes hacer para aumentar la producción de resina, es iluminar a tus plantas de la forma correcta. Hace años se usaban las lámparas de vapor de sodio o HPS, que durante años han gozado de prestigio.

Pero las lámparas CMH/LEC que suelen venir en kits cuentan con mayor espectro y rayos UV – B, los cuales, como sabrás, se encuentran en la luz solar, por lo que se podría decir que tus plantas recibirán una perfecta imitación de luz natural, lo que las ayudará con su crecimiento.

También, está demostrado que las plantas que crecen bajo luces LED producen mayor cantidad de flores, y cuentan con más densidad de THC. Es decir, son más ricas en terpenos y canabinoides. Justo lo que buscabas, ¿no? Y la diferencia no es poca. Algunos laboratorios manifiestan que el incremento es de hasta un 30% ¡Una maravilla!

Usa un estimulador para la floración

La floración es el momento cumbre, quizá el más difícil y más esperado. Tarda unas cuantas semanas y cuando llega, pocas variaciones se pueden realizar. Por eso, es importante que te prepares para el momento de la floración.

Antes, debes contar con estimuladores que favorezcan que se creen flores en tus plantas.  En el mercado existen algunos capaces de aumentar la producción de resina con sus componentes como cannabinoides, por un precio bastante asequible. Solo tendrás que aplicarlo antes de la etapa de floración y listo.

Baja los grados y la humedad relativa las últimas 2-3 semanas

Junto con la luz, la temperatura y la humedad son otros de los tres factores imprescindibles para el crecimiento de tu trébol. Probablemente si te dedicas a ello, ya has conseguido crear una temperatura y humedad correcta, pero quizá aún no sabes el truco para aumentar la producción de resina. Es tan fácil, que seguro te sorprende.

La temperatura durante el día debe estar aproximadamente a 25ºC y, por supuesto, debe contar con muy pocas variaciones. No vale que en un mismo día pueda ir de los 22ºC a los 27ºC. Así no aumentarás la resina. La temperatura durante la noche también debe ser estable, en torno a los 18ºC. Finalmente, tienes que saber que en los últimos días has de producir un cambio y bajar la temperatura un par de grados.

Con respecto a la humedad, un 50% de humedad relativa es correcto durante las semanas de crecimiento, pero cuando esté llegando la etapa de floración o incluso un poco después, en las dos últimas semanas, lo recomendable es reducirla hasta el 30%. De este modo, aumentarán los terpenos y cannabinoides y, en consecuencia, podrá aumentar la producción de resina. Hacerlo es muy sencillo, un buen deshumidificador puede valerte.

No riegues los últimos días

Esto se llama crear un estrés hídrico. Por supuesto, no se trata de que dejes de regar a tus plantas sin más, pobrecitas. Debes reducir la cantidad de riego al final, y debes medirlo y tenerlo controlado. De lo contrario, podrías acabar con tus plantas y tu enorme esfuerzo para que salgan adelante. Así que no te descuides.

El motivo para hacer esto, es que las flores de tu trébol crecen en tamaño, pesan más y son más densos. Además, aumentan los niveles de CBD y THC, los encargados del aroma, el sabor y de los increíbles efectos de tus plantas de la suerte.

Cuanta mayor sea la densidad, más intensa, relajante o divertida será la experiencia que planeas. No obstante, debes saber algo: no hay más tricomas, simplemente algunas de sus sustancias aumentan notablemente. Pero no los tricomas en sí.

Estresa la planta con una poda agresiva antes de la cosecha final

Quizá suena un poco fuerte, pero dependiendo de cómo podes tu planta, puedes ayudar a aumentar la producción de resina. Esto, como otros factores que has leído, antes como la temperatura o la humedad, debe hacerse en las últimas semanas.

En concreto, con tu trébol debes hacer la técnica de la defoliación, que consiste en eliminar alguna de las hojas de tu planta. Pero, ¿cuáles y cómo? Este es el toque que muy pocos conocen.

La defoliación se practica en muchas plantas con diferentes fines. En las de la suerte, el objetivo siempre es aumentar la producción de resina en algunos tallos. Quédate con esto porque es importante. Lo que vamos a hacer es una selección de tallos. Podaremos unos y dejaremos otros. De este modo, la resina total que produzca nuestra planta quedará concentrada y no esparcida por los diferentes tallos, hojas y flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *