Ir a contenido
Cómo instalar un riego por goteo para cultivos indoor y outdoor - GROW 1NDUSTRY

Cómo instalar un riego por goteo para cultivos indoor y outdoor

Si eres un manitas y te encanta minimizar y cuidar los recursos al mismo tiempo que garantizas el crecimiento y cuidado de tus plantas, ¡este post es para ti! 

 Este sistema de riego es una opción sostenible tanto desde el punto de vista económico como ecológico, ya que evita el desperdicio de agua, además de suponer un importante ahorro de tiempo y dedicación. Por ello, estamos seguros de que te interesa saber cómo instalar un riego por goteo, así que te lo vamos a desgranar en detalle ¡Empecemos!

El empleo de este sistema de riego es muy práctico y cómodo y, además, se puede ir ampliando según las necesidades de tu cultivo. Se puede empezar por una zona para probar y valorar el resultado e ir extendiéndose posteriormente según las necesidades o disponibilidad. No resulta excesivamente costoso de instalar y supone un ahorro considerable tanto de tiempo como de agua, con lo que definitivamente merece la pena a la larga.

A veces los sistemas de riego varían más o menos. Obviamente no necesitaremos la misma instalación para una plantación de frutales que para plantas ornamentales o de interior. Vamos a hablar de un riego por goteo un poco más en profundidad.

La instalación de un sistema de riego por goteo no es una tarea sencilla ni que se pueda hacer de manera improvisada. Es necesario estudiar en profundidad las características del terreno y de la vegetación que se quiera regar. pero si lees un poco y entiendes del tema, siguiendo los pasos y las pautas adecuadas, casi cualquiera puede conseguir instalar un sistema sencillo y de manera más económica.

Ventajas de instalar un sistema de riego por goteo

Instalar un sistema de riego por goteo en un cultivo, presenta múltiples ventajas, entre las que destacan la reducción del tiempo que hay que dedicarles a diario y un importante ahorro en el consumo y gasto de agua. Si, además, se opta por un sistema automático, se puede programar tanto para el día a día como para poder despreocuparse durante períodos de vacaciones o ausencias prolongadas, evitando que se mueran las plantas.

¿Por dónde empezar a planificar la instalación de un sistema de riego por goteo?

Existen unas características comunes de todos los sistemas de riego, independientemente de dónde se vayan a instalar. Como en todo en la vida, lo esencial es no empezar la casa por el tejado. Si se planifica y diseña bien cómo instalar un riego por goteo, se habrá ganado un tiempo precioso y ahorrado unos cuantos calentamientos de cabeza, aparte de dinero.

Los elementos principales son la red de tuberías que se vayan a instalar alrededor de todas las plantas sujetas al sistema de riego y los goteros de cada una de ellas, que son los que irán soltando el agua gota a gota.

Si el objetivo es instalar un sistema de riego automático, a estos dos elementos básicos hay que añadirles un programador (te recomendamos  los mejores del mercado) que se instala directamente en el grifo de la toma de agua. Suele ser muy sencillo de colocar, ya que se enrosca directamente en el grifo y no es necesario emplear herramientas ni accesorios adicionales. El grifo hay que dejarlo abierto permanentemente, ya que el programador es el que regula el flujo de agua.

La tubería de riego principal se conecta a la salida del grifo donde se haya colocado el programador y se extiende por las zonas en las que se quiera instalar el sistema de riego por goteo. Llegados a este punto, se necesitan tuberías específicas para el riego por goteo, además de codos, tes y algún que otro accesorio concreto para poder configurar el sistema según las necesidades.

Tipos de goteros

Existen diferentes tipos de goteros, principalmente en lo referente a la manera de canalizar el flujo de agua. Así, tenemos goteros de caudal fijo que, como su propio nombre indica, emanan agua de manera continua (la cantidad depende del tamaño y el flujo que se le haya instalado).

También existen los goteros regulables, que quizás sean la opción más extendida y cómoda, ya que se les puede regular de distinta manera a lo largo del recorrido del sistema de riego. Esto los convierte en la opción perfecta para extensiones de terreno con diferentes tipos de plantas, ya que se pueden establecer varios niveles de flujo de agua o, incluso, mantener algunos cerrados si la planta en la que se instalan necesita menos cantidad de agua que otras de la zona o se encuentra en una etapa de crecimiento distinta.

Por otro lado, tenemos los goteros autocompensantes, que ofrecen un caudal más o menos constante, aunque pueda variar la presión del agua a lo largo del recorrido de la tubería. Es una opción práctica y útil para grandes extensiones de terreno, donde es necesario asegurarse de que los goteros más alejados de la tubería suministren la misma cantidad de agua que los que están situados al principio, especialmente en casos de problemas de presión.

Y por último tenemos los goteros no autocompensantes, que son los que se instalan con más frecuencia en grandes extensiones, aunque su única ventaja respecto al resto sea en cuanto al precio, ya que suelen resultar bastante más baratos que el resto. Pero en cuanto a prestaciones, digamos que se quedan en el vagón de cola de su categoría. Como en todo en la vida, a veces es necesario invertir un poco más de tiempo y dinero para obtener más beneficios a la larga.

Cómo instalar los goteros

Actualmente se pueden encontrar en el mercado kits de sistemas de goteo que son muy sencillos de instalar y utilizar. Suelen incluir todo lo necesario para una instalación completa y hay diferentes marcas y modelos con características que se adaptan a casi todas las necesidades.

Si se opta por comprar los diferentes elementos por separado, la manera más frecuente de colocar un gotero para instalar un sistema de riego, es hacer el correspondiente agujero en la tubería con un sacabocados o similar y colocarlos a presión. Además de ser un proceso sencillo de inicio y que no requiere de grandes inversiones ni herramientas, es muy fácil sustituirlos en caso de avería u obstrucción, un factor a tener en cuenta.

Otras formas de colocar los goteros para instalar un riego por goteo son:

  • En línea: Para ello, hay que cortar la tubería y meter el gotero dentro de la misma.
  • Integrados: Son tuberías que ya llevan incorporados los goteros cada X centímetros. Facilitan en gran medida el proceso de instalación del sistema de riego, pero en caso de avería, la sustitución o reparación de un gotero en concreto es bastante más compleja.
  • Goteros de piqueta: Están formados por una pica, sobre la que se coloca el gotero en sí. La pica se clava en el suelo y el agua va cayendo a través de ella hasta llegar a la tierra.

Instalar un riego por goteo Outdoor

Lo primero es diseñar el sistema de riego teniendo en cuenta la extensión y características del terreno, así como las plantitas que tienes.

En cuanto a la instalación en sí, gracias al espacio , puedes usar un sistema manual o con temporizador y con los distintos tipos de goteros de los que ya hemos hablado. En cualquier caso, es muy importante planificar bien todo el proceso para ahorrar tanto tiempo como dinero. Una idea muy útil y práctica es trazar una especie de mapa de la zona, en el que destacar principalmente la toma de agua desde la que va a partir el sistema de riego y la disposición de las distintas plantas que tenga la parcela.

A partir de ahí, se puede trazar una especie de recorrido de las tuberías, que tendrán que ser más finas cuanto más cerca de las plantas se encuentren y más gruesas cuando se trate de tuberías principales o que distribuyan el agua a zonas más grandes.

Instalar un riego por goteo en Indoor

Dependiendo del tamaño de la plantación y del espacio en sí, se pueden instalar diferentes tipos de goteo. El más básico y casero, perfecto para espacios reducidos y con pocas plantas, es utilizando una botella de plástico:

  • La botella tiene que estar bien cerrada con un tapón y se le hace uno o varios pequeños agujeros con una aguja.
  • Luego se coloca directamente boca abajo sobre la tierra de la planta y esta se irá regando periódicamente gota a gota.

Otra opción similar es colgar la botella sobre la planta para que el agua vaya cayendo desde arriba. Es una idea económica y fácil de hacer, incluso como una manualidad con niños, y resulta muy práctica para salir del paso para mantener las plantas en buen estado durante unas vacaciones.

Si lo que se pretende es instalar un sistema de riego por goteo más profesional y elaborado, el proceso es similar al que hemos tratado anteriormente. No obstante, y como resulta lógico, es necesario tener en cuenta el espacio de instalación, con más importancia si cabe que en exteriores, ya que es muy posible que existan obstáculos e impedimentos físicos, como muros o columnas, que dificulten el proceso.

Tener cultivos de interior no tiene por qué significar a pequeña escala o poca cantidad de plantas. También existe la posibilidad de querer instalar un sistema de riego automático en un invernadero o instalación similar, cuyo tamaño puede llegar a resultar desbordante.

Al igual que hemos comentado anteriormente a la hora de realizar la instalación, es hasta más importante si cabe una buena planificación y diseño tanto del espacio como del sistema en sí, ya que, al existir muros y columnas, la instalación puede encarecerse o, al menos, complicarse con casi total seguridad.

Conclusiones

La clave para instalar un riego por goteo es la organización y la planificación, eso está claro. 

Si eres de mente intrépida y espíritu aventurero y te decides a hacerlo por ti mismo. Analiza bien el terreno, teniendo en cuenta la presión del agua, los desniveles, las características geológicas del mismo, etc. Lo que al principio puede parecerte una pérdida de tiempo, es realmente una inversión que agradecerás a la larga.

Y, por supuesto, estudia y conoce bien las plantas que quieras incluir en el sistema de riego. No es lo mismo cultivar plantas ornamentales que árboles frutales. Cada una necesita sus tiempos, su frecuencia y cantidad de riego, etc.

Esperamos que esta guía sobre instalar un riego por goteo te haya sido de utilidad y te haya aclarado algunos de los conceptos principales y esenciales a la hora de instalar un sistema de riego automático. ¡Hasta pronto!

 

Artículo anterior Como cultivar marihuana en climas húmedos