Ir a contenido
Cultivo de marihuana exterior en maceta

Cultivo de marihuana exterior en maceta

El cultivo marihuana al aire libre es una práctica milenaria que ha evolucionado con el tiempo, adaptándose a diversas técnicas y entornos. En la actualidad, el cultivo de marihuana exterior en maceta se ha popularizado por su flexibilidad y facilidad, permitiendo a los cultivadores, tanto experimentados como novatos, aprovechar los beneficios naturales del cultivo al aire libre combinados con el control que ofrece el uso de macetas.

Esta técnica de cultivo de marihuana se ha convertido en una opción ideal para aquellos que buscan como plantar maria en exterior, especialmente para aquellos que desean cultivar en espacios reducidos o en entornos urbanos. El uso de macetas permite un mejor manejo del espacio y es una solución perfecta para el cultivo de marihuana en casa. Además, facilita el control de las condiciones del suelo, un factor crucial para el desarrollo óptimo de la planta.

Las formas de cultivo de marihuana en macetas al exterior permiten a los cultivadores seguir un método "paso a paso" claro y estructurado. Desde la selección de la maceta adecuada hasta el proceso de cosecha, cada etapa puede ser cuidadosamente controlada. Los cuidados marihuana exterior maceta incluyen la regulación del riego, la nutrición, y la exposición solar, permitiendo así a los cultivadores adaptar su enfoque a las necesidades específicas de cada planta.


primer plano de una planta de cannabis en floración

 

Diferencias entre el Cultivo en Interior y Exterior

  • Condiciones Ambientales: En exteriores, las plantas de marihuana están expuestas a las condiciones naturales como la luz solar directa, las fluctuaciones climáticas y los ciclos naturales de día y noche. Esto contrasta con el ambiente controlado de un cultivo interior, donde luz, temperatura y humedad son regulados artificialmente.
  • Espacio y Crecimiento: El cultivo exterior en maceta ofrece un espacio limitado para las raíces en comparación con el suelo abierto, pero más que en un entorno interior. Esto afecta directamente al tamaño y desarrollo de la planta.
  • Costos y Mantenimiento: Generalmente, marihuana cultivo exterior en maceta es menos costoso que el interior, ya que se aprovecha la luz solar natural y se requiere menos equipamiento. Sin embargo, las plantas exteriores pueden requerir más atención en cuanto a protección contra plagas y condiciones climáticas adversas.



Ventajas Específicas del Cultivo en Maceta

  • Control del Suelo: Las macetas permiten un control total sobre la calidad del suelo, lo que es crucial para la salud de las plantas de marihuana. Esto es especialmente beneficioso en áreas donde el suelo natural no es ideal para el cultivo de cannabis.
  • Movilidad: Una gran ventaja de usar macetas es la posibilidad de mover las plantas según sea necesario, ya sea para ajustar la exposición al sol, protegerlas de condiciones climáticas extremas o resguardarlas de miradas indiscretas.
  • Adaptabilidad a Espacios Reducidos: El cultivo en maceta es ideal para aquellos que no disponen de un jardín amplio, permitiendo el cultivo en balcones, terrazas o pequeños patios.



Como cultivar marihuana exterior en maceta

Para llevar a cabo de una manera eficiente el cultivo de marihuana exterior en maceta, se deben seguir los siguientes pasos:

Elección de las Macetas Adecuadas

Una de las decisiones más críticas en el cultivo de marihuana exterior en maceta es la elección de la maceta adecuada. Esta elección influye directamente en la salud y el crecimiento de las plantas. Los factores clave a considerar incluyen el tamaño, el material y el diseño de la maceta, especialmente en cuanto a drenaje y aireación.

Tipos de Macetas: Tamaño y Materiales

Los factores clave a considerar incluyen el tamaño, el material y el diseño de la maceta:

  • Tamaño de la Maceta: El tamaño de la maceta debe ser suficiente para acomodar el crecimiento de las raíces. Como regla general, se recomienda una maceta de al menos 5 galones (aproximadamente 19 litros) para una planta de marihuana adulta. Sin embargo, esto puede variar según la cepa y el espacio disponible. Macetas más grandes permiten un mayor desarrollo radicular, lo que se traduce en plantas más grandes y posiblemente mayor rendimiento.
  • Materiales: Las macetas de plástico son ligeras, económicas y retienen bien la humedad. Sin embargo, pueden no ofrecer la mejor aireación y pueden calentarse demasiado si están expuestas a la luz solar directa. Las macetas de tela permiten una excelente aireación y drenaje. Promueven un crecimiento radicular saludable evitando el enraizamiento circular. Son ideales para climas más cálidos, ya que ayudan a mantener fresco el sistema radicular. Las macetas de cerámica o barro son pesadas y estables, ofrecen una buena aireación y estética, pero pueden ser más costosas y difíciles de mover. Son adecuadas para plantas que se mantendrán en un lugar fijo.

 

maceta blanca de tela de v-pot para cultivo de cannabis

 

Importancia del Drenaje y la Aireación

En cuanto a drenaje y aireación:

  • Drenaje: Un buen drenaje es crucial para evitar el encharcamiento del suelo, lo cual puede conducir a la pudrición de las raíces y otros problemas de salud de la planta. Las macetas deben tener orificios de drenaje suficientes en la base. Para mejorar el drenaje, se puede colocar una capa de material inerte, como piedras o arcilla expandida, en el fondo de la maceta antes de añadir el sustrato, o bien usar un sustrato formado a base de rocas volcánicas
  • Aireación: La aireación del suelo es esencial para un crecimiento radicular saludable. Un suelo bien aireado permite una adecuada absorción de nutrientes y oxígeno. Las macetas de tela y las macetas con paredes porosas, como las de cerámica, mejoran la aireación, permitiendo que el aire circule alrededor de las raíces.



Selección de las Semillas

La selección de las semillas adecuadas es un paso fundamental en el proceso de cultivo de marihuana exterior en maceta. Existen diferentes tipos de semillas de cannabis, cada una con sus propias características y requisitos de cultivo. La elección de la cepa adecuada depende de varios factores, incluyendo el clima, el espacio disponible y las preferencias personales del cultivador.

  • Autoflorecientes: Las semillas autoflorecientes son conocidas por su capacidad de florecer automáticamente después de un período de tiempo fijo, independientemente del ciclo de luz. Son ideales para cultivadores novatos y para aquellos que desean una cosecha rápida y sencilla. Su tamaño generalmente más compacto las hace adecuadas para cultivos en macetas y espacios reducidos.
  • Feminizadas: Las semillas feminizadas están diseñadas para producir exclusivamente plantas femeninas, las cuales son las que producen los cogollos. Son preferidas por aquellos que desean evitar el riesgo de cultivar plantas macho, que no producen cogollos y pueden polinizar a las hembras, disminuyendo la calidad de la cosecha.
  • Regulares: Las semillas regulares producirán una mezcla de plantas macho y hembra. Son más a menudo utilizadas por cultivadores experimentados interesados en la crianza y el desarrollo de nuevas cepas. Requieren un conocimiento más profundo del cultivo, ya que es necesario identificar y separar las plantas macho para evitar la polinización.

Cómo Elegir la Mejor Cepa para marihuana cultivo exterior en maceta

  • Consideraciones Climáticas: Es fundamental elegir una cepa que se adapte al clima local. Algunas cepas son más resistentes a climas fríos o calurosos, mientras que otras requieren condiciones más específicas.
  • Tamaño de la Planta: Las cepas varían en tamaño. Para el cultivo en maceta, es aconsejable elegir cepas que naturalmente crezcan a un tamaño manejable.
  • Tiempo de Floración: Cada cepa tiene un período de floración diferente. Las cepas con tiempos de floración más cortos pueden ser preferibles para aquellos que buscan una cosecha rápida.
  • Rendimiento y Potencia: Evaluar el rendimiento esperado y la potencia de la cepa es importante. Algunas cepas ofrecen altos rendimientos o niveles específicos de THC y CBD, lo cual puede influir en la decisión.



Preparación del Suelo y Nutrientes

La preparación adecuada del sustrato y el manejo de los nutrientes son esenciales en el cultivo marihuana exterior en maceta. Un sustrato bien elegido y un equilibrio correcto de nutrientes son clave para el desarrollo saludable de las plantas.

  • Sustrato Arcilloso: Denso, retiene bien el agua pero puede faltar drenaje y aireación.
  • Sustrato Arenoso: Buen drenaje y aireación, pero pobre en retención de agua y nutrientes.
  • Sustrato de Coco: Hecho de fibras de coco, este sustrato es ligero y tiene una buena retención de agua y aireación.
  • Sustratos Preparados: Opción popular, balanceados para cannabis en pH y nutrientes.
  • Enmiendas Orgánicas: Compost, humus de lombriz, perlita y vermiculita mejoran calidad del suelo.

Fertilizantes con Nutrientes Esenciales y Balance

  • Nitrógeno (N): Vital para el crecimiento vegetativo, necesario en altas cantidades al principio.
  • Fósforo (P): Clave para el desarrollo de raíces y flores, demanda mayor en la floración.
  • Potasio (K): Importante para la salud general de la planta y la formación de cogollos.
  • Micronutrientes: Calcio, magnesio, hierro y azufre también son necesarios.
  • Balance según Etapas: En el crecimiento, más nitrógeno; en floración, más fósforo y potasio.
  • pH del Suelo: Mantener entre 6.0 y 7.0 para la absorción óptima de nutrientes.

Un suelo bien seleccionado y un plan nutricional equilibrado son fundamentales para el éxito en el cultivo marihuana exterior paso a paso en maceta. Estos factores aseguran que las plantas reciban todo lo necesario para un crecimiento óptimo y una producción abundante.


manos cogiendo tierra para cultivo

 

Riego y Manejo del Agua

El riego adecuado es crucial en el cultivo de marihuana exterior en maceta. Tanto la frecuencia como la cantidad de agua, así como su calidad, juegan un papel importante en la salud y el rendimiento de las plantas.

  • Etapas de Crecimiento: Las necesidades de riego varían según la etapa de crecimiento de la planta. Las plántulas jóvenes necesitan riego frecuente pero en menor cantidad, mientras que las plantas maduras pueden requerir agua en mayor volumen pero con menos frecuencia.
  • Tipo de Suelo y Clima: Suelos más arenosos requieren riego más frecuente, mientras que suelos arcillosos retienen agua por más tiempo. El clima también afecta el riego; en climas cálidos y secos, las plantas pueden necesitar agua más a menudo.
  • Verificación del Suelo: Antes de regar, es importante verificar la humedad del suelo. Una forma común es introducir un dedo en el suelo hasta aproximadamente una pulgada; si el suelo está seco a esa profundidad, es momento de regar.
  • Riego hasta el Punto de Drenaje: Es vital regar hasta que el agua comience a salir por los orificios de drenaje de la maceta, asegurando así que toda la masa de raíces reciba humedad.

Importancia de la Calidad del Agua

  • pH del Agua: El pH del agua de riego debe estar en un rango de 6.0 a 7.0, similar al del suelo. Un pH fuera de este rango puede afectar la disponibilidad de nutrientes y la salud de las plantas.
  • Contenido de Minerales: Agua con un alto contenido de minerales (agua dura) puede llevar a la acumulación de sales en el suelo, lo que puede ser perjudicial para las plantas. En algunos casos, puede ser necesario usar agua filtrada o destilada.
  • Temperatura del Agua: El agua de riego no debe estar demasiado fría, ya que puede sorprender a las plantas y ralentizar su crecimiento. Una temperatura cercana a la del ambiente es ideal.


manos de persona sujetando manguera para regar plantas de cannabis

 

Control de Luz y Control de Clima

El control de la luz y la temperatura es esencial como cultivo marihuana exterior en maceta. Estos factores ambientales influyen directamente en el crecimiento, la salud y la producción de las plantas.

  • Fase Vegetativa: Durante la fase vegetativa, las plantas de marihuana se benefician de largas horas de luz, idealmente entre 18 a 24 horas de luz al día. En el exterior, esto depende de la estación y la ubicación geográfica.
  • Fase de Floración: Para iniciar la floración, las plantas requieren un ciclo de luz más corto, generalmente de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad. Esto ocurre naturalmente en exteriores a medida que los días se acortan hacia finales del verano y el otoño.
  • Cepas Autoflorecientes: Las cepas autoflorecientes no dependen del ciclo de luz para florecer, pero aún así se benefician de largas horas de luz para un crecimiento óptimo.

Manejo de la Temperatura y Protección contra Elementos Climáticos

  • Rango de Temperatura Ideal: Las plantas de marihuana generalmente prosperan en temperaturas entre 20°C y 30°C. Temperaturas fuera de este rango pueden afectar el crecimiento y la salud de las plantas.
  • Protección contra el Frío: En climas fríos, es importante proteger las plantas de las bajas temperaturas nocturnas y las heladas. El uso de coberturas, como plásticos o mantas de cultivo, puede ser necesario.
  • Protección contra el Calor Excesivo: En climas muy cálidos, las plantas pueden necesitar sombra durante las horas más calurosas del día. Se pueden usar mallas de sombreo o ubicar las plantas en áreas parcialmente sombreadas.
  • Vientos y Lluvias Fuertes: En áreas con vientos fuertes o lluvias pesadas, las plantas pueden necesitar protección adicional, como barreras de viento o colocación estratégica para evitar daños.



Poda y Mantenimiento de las Plantas

La poda y el mantenimiento adecuados son esenciales en el cultivo de marihuana exterior en maceta. Estas prácticas “cuidados de una planta de marihuana exterior” no solo mejoran la salud y la apariencia de las plantas, sino que también pueden maximizar la producción de cogollos y ayudar en el control de plagas y enfermedades.

Técnicas de Poda para Maximizar la Producción

  • Poda de Bajo Estrés (LST): La Poda de Bajo Estrés implica doblar y atar las ramas para exponer más de la planta a la luz, mejorando así la producción sin estrés significativo.
  • Poda Apical o Topping: Consiste en cortar la punta de la planta principal para fomentar el crecimiento de múltiples colas, lo que resulta en más sitios para la producción de cogollos.
  • FIM (Fuck I Missed): Similar al topping, pero menos drástico. Se corta parcialmente la punta de la planta para estimular el crecimiento de más colas.
  • Desfoliación: Eliminar las hojas más grandes puede mejorar la exposición a la luz de los cogollos en desarrollo y mejorar la circulación del aire.

Control de Plagas y Enfermedades

  • Prevención: La prevención es clave en el control de plagas y enfermedades. Mantener un entorno limpio y monitorear regularmente las plantas puede ayudar a identificar problemas antes de que se agraven.
  • Control Biológico: Utilizar depredadores naturales, como mariquitas para ácaros, puede ser una forma eficaz y ecológica de controlar las plagas.
  • Pesticidas y Fungicidas Orgánicos: Si es necesario, se pueden usar pesticidas y fungicidas orgánicos. Es importante elegir productos seguros y específicos para el cannabis.
  • Manejo de Enfermedades: Las enfermedades como el moho y la pudrición de raíces pueden ser un desafío. Controlar la humedad, asegurar un buen drenaje y usar sustratos limpios son prácticas fundamentales para prevenir enfermedades.


manos con tijeras podando marihuana

 

Cosecha y Secado

La fase final y una de las más gratificantes del cultivo de marihuana exterior en maceta es la cosecha, seguida por los procesos de secado y curado. ¿Como plantar maria en casa? Estas etapas son cruciales para asegurar la calidad y potencia del producto final.

  • Momento Adecuado para la Cosecha: La determinación del momento adecuado para cosechar es crucial. Esto se hace observando los tricomas (pequeñas glándulas resinosas) en los cogollos. Cuando la mayoría de los tricomas tienen un aspecto lechoso o ámbar, es momento de cosechar. Las hojas que rodean los cogollos también pueden dar pistas, como cambios en el color o marchitamiento.
  • Método de Cosecha: La cosecha debe realizarse con cuidado para no dañar los tricomas. Utilizar tijeras de podar limpias y afiladas para cortar los cogollos o las ramas. Se recomienda cosechar durante las horas más frescas del día para preservar los terpenos y cannabinoides.

Proceso de Secado y Curado

  • Secado: Los cogollos deben colgarse en un lugar oscuro, fresco y con buena circulación de aire. La temperatura ideal está entre 18°C y 22°C, con una humedad relativa del 45-55%. El proceso de secado suele durar entre una y dos semanas. Es importante evitar la luz directa y las corrientes de aire fuertes, que pueden degradar los cannabinoides y terpenos.
  • Curado: Una vez secos, los cogollos se colocan en frascos herméticos, preferiblemente de vidrio. Durante las primeras semanas, es importante abrir los frascos regularmente para "ventilar" los cogollos (un proceso conocido como "burping"). El curado adecuado puede tomar de dos semanas a varios meses. Este proceso mejora significativamente la calidad, sabor y suavidad del humo.

La cosecha, el secado y el curado son etapas esenciales en el cultivo de marihuana exterior en maceta. Determinar el momento adecuado para cosechar y seguir prácticas adecuadas de secado y curado son fundamentales para asegurar la máxima calidad y potencia de los cogollos de marihuana. Estos procesos requieren paciencia y atención al detalle, pero el resultado final es gratificante para cualquier cultivador.


bote de cristal lleno de cogollos de cannabis sobre un fondo blanco

 

Productos y Herramientas Necesarias

Para un cultivo de marihuana exterior en maceta exitoso, es esencial contar con los productos y herramientas adecuados. Esta sección ofrece una lista de los elementos esenciales:

Lista de Productos Esenciales

  • Macetas: Elegir el tamaño y material adecuado (plástico, tela, cerámica).
  • Sustratos: Sustratos específicos para cannabis o mezclas de tierra de buena calidad, complementados con perlita, vermiculita o compost.
  • Fertilizantes y Nutrientes: Una variedad de fertilizantes específicos para las diferentes fases del crecimiento y floración de la marihuana.
  • Herramientas de Poda: Tijeras de podar afiladas, guantes y herramientas para técnicas de bajo estrés (LST).
  • Sistemas de Riego: Regaderas, sistemas de riego por goteo o pulverizadores, dependiendo del tamaño del cultivo.
  • Instrumentos de Medición: pH-metros y medidores de humedad del suelo.
  • Protección contra Plagas y Enfermedades: Pesticidas y fungicidas orgánicos, así como controladores biológicos de plagas.
  • Materiales para Secado y Curado: Ganchos o cuerdas para colgar cogollos, frascos herméticos para el curado.

 

Artículo anterior 9 pasos para plantar marihuana exterior
Artículo siguiente Cultivo Marihuana Interior vs Marihuana Exterior