Ir a contenido
Tipos de fertilizante para marihuana

Tipos de fertilizante para marihuana

Los fertilizantes para marihuana son sustancias o mezclas de sustancias que se utilizan para proporcionar nutrientes esenciales a las plantas de cannabis, con el fin de promover su crecimiento saludable y maximizar su rendimiento. Estos fertilizantes pueden ser orgánicos o inorgánicos y están diseñados para satisfacer las necesidades nutricionales específicas de la marihuana en las diferentes etapas de su ciclo de vida.

Componentes Clave de los Fertilizantes para Marihuana:

  • Nitrógeno (N): Esencial para el crecimiento vegetativo. Promueve el desarrollo de hojas y tallos.
  • Fósforo (P): Importante para el desarrollo de raíces y flores. Es crucial durante la etapa de floración.
  • Potasio (K): Ayuda en la función general de la planta y mejora la resistencia a enfermedades y sequías.

Además de estos tres macronutrientes principales, los fertilizantes para marihuana también pueden contener micronutrientes como calcio, magnesio, hierro y otros elementos que son vitales para el desarrollo saludable de las plantas.


planta de marihuana en maceta

¿Por qué es crucial elegir el fertilizante correcto?

El proceso de cultivo de marihuana en tierra implica una relación simbiótica entre la planta y los nutrientes que recibe. La elección del fertilizante correcto no es simplemente una preferencia, sino un elemento crítico que impacta directamente en la salud y rendimiento de tus plantas. Aquí desglosamos las razones por las cuales esta decisión es crucial:

  • Nutrientes Esenciales: El crecimiento saludable de las plantas de marihuana requiere una combinación específica de nutrientes. Estos incluyen nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, calcio y otros micronutrientes. El fertilizante adecuado debe proporcionar una gama equilibrada de estos elementos para satisfacer las necesidades de cada etapa de crecimiento.
  • Fases de Crecimiento Diferenciadas: Las plantas de marihuana atraviesan distintas fases de crecimiento, desde la germinación hasta la floración. Cada etapa demanda una proporción única de nutrientes. Un fertilizante diseñado para ajustarse a estas fases garantiza que las plantas reciban lo necesario en cada momento, optimizando su desarrollo.
  • Evita Deficiencias y Excesos: La elección incorrecta de fertilizante puede conducir a deficiencias nutricionales o, contrariamente, a la acumulación excesiva de ciertos nutrientes. Ambos escenarios afectan negativamente el crecimiento y pueden dar lugar a problemas como hojas amarillas, deformidades en los cogollos y reducción en la producción de resina.
  • Calidad del Suelo: Diferentes suelos tienen distintas composiciones y capacidades de retención de nutrientes. El fertilizante adecuado debe complementar las características del suelo, mejorando su estructura y asegurando que las plantas tengan acceso óptimo a los nutrientes.
  • Maximización del Rendimiento: Al proporcionar a las plantas los nutrientes necesarios en las cantidades correctas, se maximiza el potencial de rendimiento. Esto se traduce en cogollos más grandes, resinosos y potentes, optimizando la cosecha final.
  • Salud a Largo Plazo de la Planta: El uso de un fertilizante adecuado no solo impacta la cosecha actual, sino que también contribuye a la salud a largo plazo de las plantas. Se fortalece la resistencia a enfermedades y se promueve un ciclo de vida más robusto.



Tipos de Fertilizantes para Marihuana

Los fertilizantes para marihuana pueden clasificarse de varias maneras, dependiendo de sus características, composición y modo de acción. Aquí están algunas de las clasificaciones más comunes:

1. Según su Origen

  • Fertilizantes Orgánicos: Proceden de fuentes naturales como plantas, animales o minerales. Ejemplos incluyen compost, guano, harina de hueso y extractos de algas.
  • Inorgánicos o Sintéticos: Fabricados químicamente para proporcionar nutrientes específicos de manera rápida y directa.

2. Según su Composición de Nutrientes

  • Balanceados: Contienen una mezcla equilibrada de los principales nutrientes (Nitrógeno, Fósforo, Potasio - NPK).
  • Específicos para Etapas de Crecimiento: Formulados para proporcionar nutrientes en proporciones específicas para las etapas de crecimiento vegetativo o floración.
  • Enriquecidos con Micronutrientes: Además de NPK, contienen micronutrientes esenciales como calcio, magnesio, hierro, etc.

3. Según su Forma Física

  • Líquidos: Fáciles de aplicar y rápidos en la absorción. Ideales para sistemas de riego y aplicaciones foliares.
  • Sólidos/Granulados: De liberación lenta, proporcionan una nutrición sostenida durante un período más prolongado.
  • Polvos: Se mezclan con el suelo o se disuelven en agua para la aplicación.

4. Según su Modo de Liberación

  • De Liberación Rápida: Proporcionan nutrientes de forma inmediata, útiles para corregir deficiencias rápidamente.
  • De Liberación Lenta o Controlada: Liberan nutrientes gradualmente, reduciendo el riesgo de sobrefertilización y proporcionando una nutrición constante.

5. Según su Propósito Específico

  • Fertilizantes de Crecimiento: Alto en nitrógeno, favorecen el desarrollo vegetativo.
  • Fertilizantes de Floración: Rico en fósforo y potasio, apoyan la floración y la formación de cogollos.
  • Fertilizantes para Mejora del Suelo: Enfocados en mejorar la estructura y la salud del suelo, no solo en proporcionar nutrientes.

6. Según su Aplicación

  • Fertilizantes de Suelo: Aplicados directamente al suelo para ser absorbidos por las raíces.
  • Fertilizantes Foliares: Aplicados a las hojas para una absorción rápida, útiles para tratar deficiencias específicas.

Cada tipo de fertilizante tiene sus propias ventajas y puede ser más adecuado para diferentes etapas del ciclo de vida de la planta o para diferentes métodos de cultivo. La elección del fertilizante adecuado depende de las necesidades específicas de las plantas de marihuana y las condiciones de cultivo.


manos llenas de tierra humeda por uso de fertilizante

 en el Uso de Fertilizantes

  • Etapa de Crecimiento: Las necesidades nutricionales de la marihuana varían en sus diferentes etapas de crecimiento. Por ejemplo, durante la fase vegetativa, las plantas requieren más nitrógeno como podría ser el fertilizante Top Veg de Top Crop, mientras que en la etapa de floración, necesitan más fósforo y potasio como el fertilizante Top Bloom de Top Crop
  • Tipo de Suelo y pH: El tipo de suelo y su nivel de pH pueden afectar la disponibilidad de nutrientes para las plantas. Es importante ajustar el pH del suelo o del medio de cultivo para optimizar la absorción de nutrientes, para ello se debe utilizar un medidor de pH para conocer el pH del suelo. 
  • Sobrefertilización: Es crucial evitar la sobrefertilización, ya que puede dañar o incluso matar las plantas. Los signos de sobrefertilización incluyen quemaduras en las puntas de las hojas y un crecimiento atrofiado.

El uso adecuado de fertilizantes es fundamental para el éxito en el cultivo de marihuana, ya que proporciona los nutrientes necesarios para un crecimiento vigoroso, una floración abundante y la producción de cogollos de alta calidad.



Consejos Prácticos para la Aplicación de Fertilizantes

La aplicación adecuada de fertilizantes es un componente esencial para optimizar el crecimiento y el rendimiento de tus plantas de marihuana en tierra. Aquí tienes consejos prácticos para garantizar una aplicación efectiva:

  • Dosificación Exacta: Sigue las instrucciones del fabricante para la dosificación correcta. Evitar sobrealimentación o deficiencias nutricionales es esencial para un crecimiento saludable.
  • Frecuencia de Aplicación: Ajusta la frecuencia de aplicación según las necesidades de tus plantas. Durante la fase vegetativa, puede requerirse más frecuencia que durante la floración.
  • Riego Consistente: Antes de aplicar fertilizantes, asegúrate de que el sustrato esté húmedo. Esto facilita la absorción de nutrientes por las raíces.
  • Aplicación Gradual: Divide la dosis recomendada y aplica gradualmente. Evita concentrar el fertilizante en un solo riego para prevenir quemaduras en las raíces.
  • Medición del pH: Verifica regularmente el pH del agua de riego. El rango ideal está entre 6.0 y 6.5 para asegurar una absorción óptima de nutrientes.
  • Rotación de Fertilizantes: Alterna entre diferentes tipos de fertilizantes para abordar las necesidades cambiantes de las plantas durante las distintas fases de crecimiento.
  • Observación de Plantas: Presta atención a las señales que muestran tus plantas. Hojas amarillas, manchas u otras anomalías pueden indicar desequilibrios nutricionales.
  • Uso de Fertilizantes Foliares: En casos específicos, considera la aplicación de fertilizantes foliares. Estos se absorben directamente a través de las hojas, ofreciendo una vía alternativa de nutrientes.
  • Evitar la Sobrealimentación: Más no siempre es mejor. La sobrealimentación puede ser perjudicial. Ajusta las dosis según las necesidades de tus plantas y la información proporcionada por el fabricante.
  • Lavado de Raíces: Realiza lavados de raíces periódicos para eliminar acumulaciones de sales y prevenir la acumulación excesiva de nutrientes en el sustrato.
  • Ajuste según Variables Ambientales: Factores como la temperatura, humedad y la intensidad de la luz pueden influir en las necesidades nutricionales. Ajusta tu programa de fertilización en consecuencia.
  • Registro de Aplicaciones: Lleva un registro de las aplicaciones de fertilizantes. Esto te permitirá evaluar el rendimiento de tus plantas y realizar ajustes según sea necesario.


manos con lupa observando cogollo de marihuana

Cuidados y Precauciones

El éxito en el cultivo de marihuana en tierra no solo depende de la elección y aplicación adecuada de fertilizantes, sino también de los cuidados y precauciones que se tomen durante el proceso. Aquí te ofrecemos pautas detalladas para asegurar la salud y productividad de tus plantas:

  • Monitoreo Constante: Observa regularmente el estado de tus plantas. Señales como cambios en el color de las hojas o el crecimiento anormal pueden indicar problemas que requieren atención.
  • Prevención de Plagas y Enfermedades: Implementa prácticas preventivas para evitar plagas y enfermedades. Utiliza productos orgánicos o insecticidas específicos cuando sea necesario.
  • Control de Humedad: Mantén niveles de humedad adecuados para prevenir el desarrollo de hongos y moho. La ventilación adecuada y la poda selectiva pueden ayudar a controlar la humedad.
  • Drenaje Efectivo: Asegúrate de que tus macetas tengan un buen sistema de drenaje. El estancamiento de agua puede conducir a problemas de raíces y enfermedades radiculares.
  • Rotación de Cultivos: Si cultivas en el mismo lugar continuamente, considera la rotación de cultivos para prevenir la acumulación de plagas y enfermedades específicas del suelo.
  • Manejo Cauteloso de Nutrientes: Evita la sobreaplicación de nutrientes. El exceso puede causar desequilibrios y afectar negativamente la salud de las plantas.
  • Limpieza y Desinfección: Limpia tus herramientas de jardín regularmente para prevenir la propagación de enfermedades. Desinfecta las macetas y utensilios antes de cada cultivo.
  • Protección Solar: Controla la exposición al sol, especialmente en regiones con climas extremos. El exceso de luz solar puede causar quemaduras en las hojas.
  • Pruebas de Suelo Periódicas: Realiza pruebas regulares del suelo para evaluar su pH y contenido nutricional. Ajusta tus prácticas de fertilización según los resultados.
  • Manejo de Estrés: Evita el estrés innecesario en las plantas. Cambios abruptos en el entorno, como trasplantes frecuentes o movimientos constantes, pueden afectar negativamente el crecimiento.
  • Cosecha en el Momento Adecuado: Cosecha tus plantas en el momento óptimo. La paciencia en la recolección contribuye a la calidad final de los cogollos.
  • Seguridad y Cumplimiento Legal: Si estás cultivando en una región donde el cultivo de cannabis no es legal, asegúrate de tomar todas las precauciones necesarias para cumplir con la legislación local.



¿Cuál es el Fertilizante para marihuana más recomendado y porque?

La elección del fertilizante para marihuana dependerá de varios factores, incluyendo la disponibilidad de productos, el tipo de cultivo (interior o exterior), y las preferencias del cultivador. Te mencionaremos algunos de los mejores:

  • Canna Terra Vega y Canna Terra Flores: Canna es una marca reconocida y ampliamente utilizada en el cultivo de cannabis. Su línea Terra Vega está diseñada para la fase de crecimiento vegetativo, mientras que Terra Flores está formulado para la fase de floración. Ambos son populares entre los cultivadores de tierra en España debido a su composición equilibrada.
  • Hesi Tierra: Hesi es otra marca bien valorada en España. Su línea para tierra ofrece un conjunto completo de nutrientes esenciales para el crecimiento y floración de las plantas. Hesi Tierra es conocido por su fácil aplicación y por proporcionar resultados consistentes.
  • BioBizz Bio-Grow: Este fertilizante orgánico es ampliamente utilizado y apreciado por los cultivadores. Contiene una mezcla de nutrientes naturales y es adecuado para el cultivo en tierra. Bio-Grow es conocido por promover un crecimiento vigoroso durante la fase vegetativa.

 

Artículo anterior Como cultivar marihuana en climas húmedos