Ir a contenido
Poda de Defoliación en la Marihuana - GROW 1NDUSTRY

Poda de Defoliación en la Marihuana

El cultivo de marihuana es un arte que requiere de cuidado y atención meticulosos para lograr cosechas de calidad. Una de las herramientas más poderosas a disposición de los cultivadores es la poda. La poda adecuada puede influir significativamente en el desarrollo de las plantas y en la calidad de los cogollos cosechados. Entre las técnicas de poda más destacadas se encuentra la Poda de Defoliación.

La Poda de Defoliación es una técnica que ha ganado popularidad en el cultivo moderno de marihuana debido a sus numerosos beneficios. En este artículo, exploraremos en detalle esta técnica, desde su definición hasta su ejecución práctica. Descubriremos cómo la Poda de Defoliación influye en el crecimiento de las plantas y cómo puede ser una aliada en la búsqueda de cosechas exitosas.

A lo largo de esta guía, desglosaremos los pasos para llevar a cabo la Poda de Defoliación de Cannabis de manera efectiva y segura, destacando las herramientas necesarias y las precauciones a tomar. También discutiremos los errores comunes en su aplicación y cómo evitarlos, así como los cuidados posteriores a la poda para garantizar una recuperación exitosa de las plantas.

En última instancia, exploraremos cómo la técnica de Poda de Defoliación de Marihuana se compara con otras técnicas de poda, y en qué situaciones es especialmente recomendable. Prepárese para adentrarse en el mundo de la Poda de Defoliación y descubrir cómo esta técnica puede elevar su cultivo de marihuana a nuevas alturas.

 

hoja de marijuana

 

¿Qué es la Poda de Defoliación?

La Poda de Defoliación es una técnica de poda utilizada en el cultivo de marihuana que implica la eliminación selectiva de las hojas de la planta durante su ciclo de crecimiento. A diferencia de otras formas de poda que se centran en la eliminación de ramas o brotes, la Poda de Defoliación se enfoca en la remoción de hojas, especialmente las hojas grandes y sombreadas.

 

Principio detrás de la técnica y cómo influye en el crecimiento de las plantas

La Poda de Defoliación se basa en la premisa de que la eliminación estratégica de hojas puede tener varios efectos beneficiosos en el crecimiento y desarrollo de las plantas de marihuana. A continuación, se explican los principios clave detrás de esta técnica:

  • Mejora de la penetración de la luz: Al eliminar las hojas grandes y sombreadas, se permite que la luz alcance las áreas inferiores y más internas de la planta, donde a menudo se desarrollan brotes potencialmente productivos. Esto aumenta la eficiencia de la fotosíntesis y promueve un crecimiento más uniforme.
  • Aumento de la circulación de aire: La defoliación adecuada también mejora la circulación del aire al reducir la densidad de follaje. Esto reduce el riesgo de problemas de humedad y moho, lo que puede ser un problema en plantas densamente frondosas.
  • Control del crecimiento: La Poda de Defoliación permite a los cultivadores controlar el crecimiento vertical y la expansión de la planta. Al eliminar las hojas grandes y algunas de las puntas de crecimiento, se puede redirigir la energía hacia áreas específicas de la planta, lo que resulta en un crecimiento más compacto y ramificado.
  • Mejora de la producción de cogollos: Al eliminar las hojas que no contribuyen significativamente a la fotosíntesis, se puede redirigir la energía hacia el desarrollo de cogollos. Esto puede conducir a una mayor producción de flores y, en algunos casos, a una mejora en la calidad de los cogollos.

 

Orígenes y filosofía detrás de esta práctica de poda

La Poda de Defoliación tiene sus raíces en la filosofía de maximizar el potencial de crecimiento de las plantas de marihuana. Aunque no se puede rastrear a un único origen, ha ganado popularidad entre los cultivadores modernos debido a los resultados positivos que ha demostrado en términos de rendimiento y calidad de la cosecha. Esta técnica se ha desarrollado y refinado a lo largo del tiempo a medida que los cultivadores comparten experiencias y conocimientos.

En resumen, la Poda de Defoliación implica la eliminación selectiva de hojas para mejorar la luz, la circulación de aire y el control del crecimiento de la planta, lo que puede resultar en un cultivo más saludable y una cosecha más abundante.

 



Beneficios de la Poda de Defoliación

La técnica de Poda de Defoliación en el cultivo de marihuana ofrece una serie de beneficios significativos que pueden mejorar tanto la calidad como la cantidad de la cosecha. A continuación, se describen los principales beneficios de esta técnica:

  • Mejora en la distribución de la luz: La eliminación selectiva de hojas grandes y sombreadas permite que la luz penetre más profundamente en la planta. Esto resulta en una distribución más uniforme de la luz en todas las partes de la planta, incluyendo las áreas inferiores y los brotes internos. Como resultado, se maximiza la eficiencia de la fotosíntesis, lo que lleva a un crecimiento más vigoroso y una mayor producción de cogollos.
  • Incremento en la producción de cogollos: Al eliminar hojas que no contribuyen significativamente a la fotosíntesis, la planta redirige su energía hacia el desarrollo de cogollos. Esto conduce a una mayor formación de flores y una cosecha más abundante. Los brotes inferiores, que a menudo son menos productivos debido a la falta de luz, pueden experimentar un aumento significativo en su producción de cogollos.
  • Mejora en la calidad de los cogollos: La Poda de Defoliación no solo aumenta la cantidad de cogollos, sino que también puede mejorar su calidad. Al reducir la densidad de follaje y permitir una mejor circulación de aire y ventilación, se reduce el riesgo de problemas de humedad, hongos y moho en los cogollos. Esto contribuye a una cosecha de mayor calidad con menos riesgo de sufrir algunas de las enfermedades más comunes en la marihuana
  • Control del crecimiento: La técnica de defoliación permite a los cultivadores controlar el crecimiento vertical y la expansión de la planta. Al eliminar hojas grandes y algunas puntas de crecimiento, se puede redirigir la energía hacia áreas específicas de la planta, lo que resulta en un crecimiento más compacto y ramificado. Esto es especialmente beneficioso en espacios de cultivo limitados.
  • Reducción del riesgo de problemas de hongos y moho: La Poda de Defoliación, al promover una mejor circulación de aire y reducir la densidad de follaje, disminuye significativamente el riesgo de que la planta desarrolle problemas de hongos y moho. La exposición adecuada a la luz y la ventilación ayudan a mantener un ambiente de cultivo más saludable.

En resumen, la Poda de Defoliación ofrece beneficios que incluyen una mejor distribución de la luz, un aumento en la producción y calidad de los cogollos, así como una reducción del riesgo de problemas de hongos y moho. Estos factores hacen que esta técnica sea valiosa para los cultivadores que buscan maximizar su cosecha y mantener plantas sanas.

 



Cómo Realizar la Poda de Defoliación

La Poda de Defoliación es una técnica de cultivo de marihuana que requiere un enfoque cuidadoso y una comprensión sólida del ciclo de vida de la planta. 

 

Identificación del Momento Adecuado

  • Fase Vegetativa: La Poda de Defoliación se realiza mejor durante la fase vegetativa de la planta, antes de que comience la etapa de floración. Durante esta fase, la planta está enfocada en el crecimiento foliar y responderá mejor a la poda.
  • Selección de Hojas a Eliminar: Inspecciona la planta y identifica las hojas grandes y maduras que están bloqueando la luz a otras áreas de la planta. Estas son las hojas que debes eliminar. También puedes eliminar hojas amarillentas o dañadas, ya que no contribuyen significativamente a la fotosíntesis.

 

Guía Paso a Paso

Aquí se presenta una guía paso a paso sobre cómo ejecutar esta técnica de manera efectiva:

 

plantas marihuana interior



Paso 1: Identificar las Hojas a Eliminar 

El primer paso en la técnica de Poda de Defoliación es identificar las hojas que se eliminarán. Esto implica seleccionar cuidadosamente las hojas que están bloqueando la luz a otras partes de la planta o que están envejeciendo y ya no son productivas. Aquí tienes algunas pautas para identificar las hojas a eliminar:

  • Día recomendado: Alrededor del día 21 desde la germinación.
  • Cantidad de hojas a eliminar: Comienza con un máximo del 20-30% de las hojas.
  • Hojas Grandes y Maduras: Busca hojas grandes y maduras que estén bloqueando la luz a ramas más jóvenes o cogollos. Estas hojas pueden estar en la parte superior de la planta, impidiendo que la luz llegue a las partes inferiores.
  • Hojas Amarillentas o Dañadas: Identifica las hojas que estén amarillentas debido a la vejez o que estén dañadas de alguna manera. Estas hojas no contribuyen de manera significativa a la fotosíntesis y pueden ser eliminadas.
  • Hojas que se Cruzan: Si hay hojas que se cruzan entre sí y crean sombra en la planta, selecciona una de ellas para eliminarla. Esto permitirá una mejor distribución de la luz.
  • Ventilación: Asegúrate de no eliminar todas las hojas, ya que algunas son necesarias para la transpiración y la regulación de la temperatura de la planta. Mantén algunas hojas sanas en la parte superior para proporcionar sombra y protección.

Una vez que hayas identificado las hojas a eliminar, procede con cuidado a realizar los cortes limpios y precisos lo más cerca posible del tallo principal. Este proceso ayudará a mejorar la circulación del aire y la penetración de la luz en la planta, lo que a su vez promoverá un crecimiento más saludable y una mejor producción de cogollos.

 



Paso 2: Preparar las Herramientas

Antes de llevar a cabo la Poda de Defoliación, es fundamental contar con las herramientas adecuadas y preparar un entorno limpio y seguro. Aquí tienes las herramientas y los preparativos necesarios para este paso:

  • Tijeras de podar afiladas: Asegúrate de tener tijeras de podar afiladas y limpias. Las tijeras desafiladas pueden dañar la planta al hacer cortes irregulares. Limpia las tijeras con alcohol isopropílico antes de usarlas para evitar la propagación de enfermedades.
  • Guantes de jardinería: Utiliza guantes de jardinería para proteger tus manos de posibles cortes y para mantener una higiene adecuada al manipular la planta.
  • Alcohol isopropílico o desinfectante: Ten a mano alcohol isopropílico o un desinfectante para limpiar las tijeras antes y después de cada corte. Esto ayuda a prevenir la contaminación y la propagación de enfermedades entre las plantas.
  • Recipientes para desechos: Coloca recipientes cercanos para depositar las hojas y ramas que retires. Esto facilitará la limpieza y evitará que las hojas cortadas queden esparcidas por el área de cultivo.
  • Iluminación adecuada: Asegúrate de tener una buena iluminación en el área donde realizarás la poda. Esto te permitirá ver con claridad las hojas que debes eliminar y evitar cortar por error otras partes de la planta.
  • Limpieza y desinfección: Antes de comenzar, limpia y desinfecta el área de trabajo y las herramientas para reducir el riesgo de infecciones o enfermedades en las plantas.
  • Preparación mental: La Poda de Defoliación requiere paciencia y precisión. Prepárate mentalmente para tomar decisiones cuidadosas sobre qué hojas eliminar y sigue las pautas de identificación del paso 1.

Una vez que hayas reunido todas las herramientas y preparado el entorno, estarás listo para proceder con la poda de las hojas identificadas en el siguiente paso.

 



Paso 3: Realizar los Cortes 

En este paso, llevarás a cabo la Poda de Defoliación al eliminar selectivamente las hojas identificadas en el Paso 1. Sigue estos pasos para realizar los cortes de manera efectiva:

  • Identificación de las hojas: Con las hojas a eliminar identificadas, acércate a la planta con cuidado y examina nuevamente las hojas seleccionadas. Asegúrate de no confundirlas con las hojas sanas que deben conservarse.
  • Posicionamiento: Sujeta suavemente la hoja que vas a eliminar con una mano, evitando tocar las partes sanas de la planta. Utiliza la otra mano para sostener las tijeras de podar.
  • Cortes limpios: Realiza un corte limpio y preciso lo más cerca posible del nodo (el punto donde la hoja se une al tallo principal). Evita cortar el tallo principal o dañar las partes sanas de la planta.
  • Eliminar hojas grandes: Da prioridad a la eliminación de las hojas más grandes y las que bloquean la luz y la ventilación en el interior de la planta. Estas hojas suelen estar en la parte inferior de la planta y en el centro.
  • Respetar el porcentaje: Si es la primera vez que realizas una Poda de Defoliación, no elimines más del 20-30% de las hojas en una sola sesión. Observa cómo responde la planta antes de continuar con más podas.
  • Desinfección: Desinfecta las tijeras con alcohol isopropílico después de cada corte para evitar la propagación de enfermedades.
  • Limpieza continua: A medida que retires las hojas, colócalas en el recipiente de desechos para mantener el área de trabajo ordenada.
  • Observación constante: Mientras realizas los cortes, observa la respuesta de la planta. Nota cualquier signo de estrés o problemas y asegúrate de no eliminar demasiadas hojas de una sola vez.

Recuerda que la Poda de Defoliación es una técnica de poda selectiva y precisa. Mantén la calma y la concentración durante el proceso para obtener los mejores resultados. Una vez que hayas terminado de eliminar las hojas seleccionadas, pasa al Paso 4 para monitorear la planta.

 

podar plantar marihuana

 

Paso 4: Monitorizar la Planta 

Después de realizar la Poda de Defoliación, es fundamental mantener un seguimiento cercano de la planta para evaluar su respuesta y salud en general. Sigue estos pasos en el proceso de monitorización:

  • Cantidad de días para monitorear: Al menos 7-10 días.
  • Inspección visual: Observa detenidamente la planta para identificar cualquier señal de estrés o problemas. Presta atención a la apariencia de las hojas restantes y busca cambios en el color, tamaño o forma.
  • Control de la humedad y la temperatura: Verifica que las condiciones ambientales, como la humedad y la temperatura, se mantengan dentro de los rangos ideales para el crecimiento de la marihuana. Asegúrate de que no haya un aumento significativo en la humedad después de la poda, ya que esto podría aumentar el riesgo de moho.
  • Regulación de la luz: Ajusta la intensidad y la distancia de las luces si es necesario. La Poda de Defoliación puede aumentar la penetración de la luz en el dosel de la planta, por lo que es importante asegurarse de que todas las partes reciban una cantidad adecuada de luz.
  • Registro de cambios: Lleva un registro de cualquier cambio en el crecimiento de la planta, tanto positivo como negativo. Esto incluye la observación de un aumento en la producción de cogollos y la detección temprana de problemas.
  • Alimentación y riego: Ajusta la alimentación y el riego según las necesidades de la planta. La Poda de Defoliación puede influir en la absorción de nutrientes, por lo que es importante mantener un equilibrio adecuado.
  • Continuar con los ajustes: Si observas que la planta responde bien a la poda y muestra un crecimiento saludable, considera la posibilidad de realizar ajustes adicionales en el futuro. Esto podría incluir más sesiones de Poda de Defoliación o el entrenamiento de ramas.
  • Seguimiento constante: La monitorización no debe ser un proceso único. Continúa observando la planta de forma regular a lo largo de su ciclo de vida para asegurarte de que se mantenga saludable y productiva.

El monitoreo constante es esencial para el éxito de la Poda de Defoliación. Al prestar atención a la planta y realizar los ajustes necesarios, podrás optimizar el rendimiento y la calidad de la cosecha. Una vez que hayas evaluado la respuesta de la planta, avanza al Paso 5 para controlar el estrés.

 



Paso 5: Controlar el Estrés de la Planta 

La Poda de Defoliación puede causar estrés en la planta, y es importante tomar medidas para minimizar este efecto y promover una rápida recuperación. Aquí te explicamos cómo controlar el estrés de la planta:

  • Cantidad de días para controlar el estrés: Continuamente.
  • Evitar la sobredefoliación: Durante la Poda de Defoliación, asegúrate de no eliminar un exceso de hojas. Mantén un equilibrio cuidadoso para no debilitar demasiado la planta. Evita quitar más del 20-30% de las hojas en una sola sesión.
  • Usar tijeras afiladas: Utiliza tijeras de podar afiladas y limpias para realizar los cortes. Cortes limpios y precisos minimizan el trauma de la planta y aceleran la recuperación.
  • Desinfección: Limpia las herramientas de poda antes y después de su uso para prevenir la propagación de enfermedades o patógenos.
  • Nutrición y riego: Asegúrate de proporcionar a la planta los nutrientes y el agua necesarios después de la poda. La planta puede experimentar un aumento en la demanda de nutrientes para la recuperación.
  • Controlar la humedad: Mantén un nivel de humedad adecuado en el entorno de cultivo. Evita condiciones excesivamente húmedas que puedan aumentar el riesgo de moho y hongos.
  • Reducir el estrés lumínico: Si es posible, reduce la intensidad de la luz inmediatamente después de la poda para reducir el estrés lumínico en la planta. Luego, gradualmente aumenta la intensidad de la luz a medida que la planta se recupera.
  • Ventilación adecuada: Asegúrate de una buena circulación de aire en el espacio de cultivo para evitar que el exceso de humedad se acumule alrededor de las hojas cortadas.
  • Seguimiento continuo: Continúa monitoreando la planta en los días y semanas posteriores a la Poda de Defoliación. Observa cualquier señal de estrés adicional, como hojas marchitas o amarillentas, y toma medidas según sea necesario.

Controlar el estrés de la planta es esencial para garantizar una recuperación exitosa después de la Poda de Defoliación. Siguiendo estos pasos y prestando atención a las necesidades de la planta, puedes minimizar el impacto negativo del estrés y permitir que la marihuana crezca de manera saludable y productiva.

 



Paso 6: Evitar la Sobre Defoliación

La sobre defoliación es un error común en la técnica de Poda de Defoliación que puede debilitar gravemente la planta y reducir su capacidad para realizar la fotosíntesis. Aquí te explicamos cómo evitar la sobre defoliación:

  • Establece un límite: Antes de comenzar la defoliación, establece un límite claro en cuanto al porcentaje de hojas que planeas eliminar. En general, no se recomienda eliminar más del 20-30% de las hojas en una sola sesión. Esto permite que la planta retenga suficiente capacidad fotosintética para su salud y crecimiento.
  • Prioriza las hojas más grandes: En lugar de eliminar hojas al azar, concéntrate en las hojas más grandes y maduras que bloquean la luz de llegar a las ramas inferiores. Al hacerlo, permitirás que la luz penetre mejor en el dosel de la planta sin eliminar excesivamente las hojas.
  • Observa la respuesta de la planta: Después de cada sesión de defoliación, observa cómo responde la planta en los días siguientes. Si notas que la planta muestra signos de estrés severo, como marchitez o amarilleo excesivo, es un indicador de que has eliminado demasiadas hojas.
  • Espera entre sesiones: En lugar de defoliar en una sola sesión masiva, considera hacerlo en varias sesiones más pequeñas a lo largo del ciclo de vida de la planta. Esto permite una adaptación gradual y reduce el estrés.
  • Enfoque en la parte inferior: Presta especial atención a las hojas y ramas más cercanas a la base de la planta, ya que suelen recibir menos luz. Eliminar hojas en esta área puede mejorar significativamente la penetración de la luz.
  • Mantén un registro: Lleva un registro de las sesiones de defoliación que realizas, incluyendo la fecha y la cantidad de hojas eliminadas. Esto te ayudará a rastrear cuánto has removido y a tomar decisiones informadas para futuras sesiones.
  • No defolies durante la floración: Evita realizar sesiones de defoliación durante la etapa de floración, ya que la planta necesita todas sus hojas para producir energía y desarrollar cogollos. La defoliación en esta etapa puede tener efectos negativos en el rendimiento.

Al seguir estos consejos y evitar la sobre defoliación, puedes asegurarte de que la técnica de Poda de Defoliación beneficie a tu planta sin causar daños significativos. Recuerda que el objetivo es equilibrar la cantidad de hojas eliminadas con la necesidad de mejorar la exposición a la luz y la calidad de la cosecha.

 

revisar planta marihuana

 

Paso 7: Revisión y Ajustes Continuos

La Poda de Defoliación requiere un seguimiento constante y ajustes a lo largo del ciclo de vida de la planta. Aquí tienes los pasos para llevar a cabo esta fase:

  • Observa la recuperación: Después de realizar la defoliación, observa cómo se recupera la planta en los días siguientes. Debes ver un crecimiento saludable de nuevas hojas y brotes. Si la planta muestra signos de estrés prolongado, como amarilleo excesivo o detención del crecimiento, es importante tomar medidas para corregirlo.
  • Revisa la exposición a la luz: Con el tiempo, verifica si la defoliación ha logrado mejorar la penetración de la luz en el dosel de la planta. Observa si las ramas inferiores están recibiendo suficiente luz para desarrollar cogollos de calidad. Si notas que algunas áreas aún están sombreadas, considera realizar ajustes adicionales.
  • Identifica nuevas hojas a eliminar: A medida que la planta continúa creciendo, es posible que surjan nuevas hojas que bloqueen la luz en el futuro. Identifica estas hojas y planifica sesiones de defoliación adicionales según sea necesario. Recuerda mantener un equilibrio y evitar la sobre defoliación. Esto se puede hacer tras una semana de la primera poda
  • Mantén registros: Lleva un registro de las sesiones de defoliación adicionales que realices, incluyendo la fecha y la cantidad de hojas eliminadas. Esto te permitirá realizar un seguimiento de los ajustes realizados y su impacto en la planta.
  • Ajusta según el ciclo de vida: Ten en cuenta que las necesidades de defoliación pueden variar según la etapa del ciclo de vida de la planta. Durante la etapa de crecimiento vegetativo, es posible que desees realizar defoliaciones más agresivas para crear una estructura de ramificación deseada. En la etapa de floración, reduce al mínimo las sesiones de defoliación para proteger los cogollos en desarrollo.
  • Mantén la salud general: Asegúrate de que la planta esté recibiendo una nutrición adecuada, riego y condiciones ambientales óptimas. Una planta saludable será más resistente al estrés de la defoliación y tendrá un mejor rendimiento.
  • Sé paciente: La Poda de Defoliación es un proceso gradual que requiere paciencia y ajustes cuidadosos. No esperes ver resultados instantáneos, ya que los beneficios se acumulan a lo largo del tiempo.

Al realizar revisiones y ajustes continuos, puedes optimizar la técnica de Poda de Defoliación para obtener los mejores resultados en términos de calidad y cantidad de cosecha, así como mejorar la salud general de la planta.

 



Herramientas y Preparativos Necesarios

La Poda de Defoliación requiere el uso de herramientas específicas y precauciones para llevar a cabo la técnica de manera efectiva y segura. Aquí tienes una lista de herramientas y preparativos necesarios:

  • Tijeras de podar afiladas: Utiliza tijeras de podar afiladas y limpias para realizar cortes precisos en las hojas que deseas eliminar. Las tijeras deben estar afiladas para evitar desgarros en las hojas, lo que puede causar estrés adicional a la planta.
  • Guantes de jardinería: Para proteger tus manos y evitar la transmisión de patógenos, utiliza guantes de jardinería limpios y de buena calidad. Los guantes también protegerán tus manos de la resina pegajosa que se encuentra en las hojas de la planta.
  • Alcohol isopropílico: Antes de comenzar la poda, limpia las cuchillas de las tijeras de podar con alcohol isopropílico para desinfectarlas y reducir el riesgo de infecciones en la planta.
  • Contenedor para desechos: Prepara un contenedor para colocar las hojas y ramas que retires de la planta. Esto te ayudará a mantener el área de trabajo ordenada y facilitará la eliminación de los desechos más tarde.
  • Luz adecuada: Asegúrate de tener una buena iluminación en el área donde realizarás la defoliación. Una luz adecuada te permitirá ver con claridad las hojas que deseas eliminar y evitar dañar hojas sanas por error.
  • Lupa o lentes de aumento: Si es necesario, utiliza una lupa o lentes de aumento para examinar las hojas con mayor detalle. Esto es especialmente útil para identificar hojas pequeñas que deben eliminarse.

 

Precauciones de Seguridad

La Poda de Defoliación puede ser una técnica segura si se realizan con cuidado y atención, pero aún así, es importante tomar precauciones para evitar daños innecesarios a la planta y garantizar la salud del cultivador. Aquí tienes algunas precauciones de seguridad a seguir:

  • Lavado de manos: Antes de manipular la planta, lávate las manos con jabón para evitar la transferencia de patógenos y aceites naturales de la piel a la planta.
  • Mantenimiento de herramientas: Asegúrate de que las tijeras de podar estén limpias y afiladas antes de comenzar. Las herramientas desafiladas pueden causar daños a la planta.
  • Identificación de hojas: Antes de cortar, asegúrate de identificar claramente las hojas que deseas eliminar y evita dañar hojas sanas por error.
  • Moderación: Evita la sobre defoliación, ya que esto puede estresar innecesariamente a la planta y reducir el rendimiento. Elimina solo las hojas que bloquean la luz o las que están en la parte inferior de la planta y no recibirán suficiente luz.
  • Limpieza de desechos: Después de la defoliación, recolecta y desecha las hojas y ramas eliminadas de manera adecuada para evitar problemas de higiene y plagas.
  • Seguimiento y cuidado: Realiza un seguimiento del progreso de la planta después de la defoliación y asegúrate de que se recupere de manera adecuada. Ajusta tu técnica según sea necesario.
  • Protección de la planta: Evita dañar las ramas principales y los cogollos durante el proceso de defoliación. Presta atención a las partes más sensibles de la planta.
  • Lavado de manos después: Después de completar la poda, lávate las manos nuevamente para eliminar cualquier residuo de la planta y asegurarte de no llevarlo a otras áreas.

Siguiendo estas herramientas y precauciones de seguridad, puedes realizar la Poda de Defoliación de manera efectiva y minimizar los riesgos para la planta y para ti como cultivador.

 



Errores Comunes en la Poda de Defoliación y Cómo Evitarlos

La Poda de Defoliación es una técnica eficaz cuando se realiza con cuidado y atención, pero existen errores comunes que los cultivadores pueden cometer. Aquí se describen algunos de estos errores y consejos sobre cómo evitarlos:

  • Sobredefoliación: Eliminar demasiadas hojas puede causar un estrés excesivo en la planta y reducir su capacidad para realizar la fotosíntesis. Para evitarlo, limita la defoliación a hojas grandes y sombreadas. No elimines más del 20-30% de las hojas en una sola sesión.
  • Defoliación prematura: Realizar la defoliación demasiado temprano en el ciclo de vida de la planta puede afectar negativamente su crecimiento. Para evitarlo, espera hasta que la planta tenga al menos tres semanas de crecimiento vegetativo antes de considerar la defoliación.
  • Dañar ramas principales: Cortar o dañar las ramas principales durante la defoliación puede afectar gravemente el crecimiento y la producción. Para evitarlo, presta especial atención a las ramas principales y los cogollos, evitando cortarlos por error. Trabaja con cuidado y precisión.
  • No seguir un plan: La defoliación sin un plan o estrategia puede llevar a resultados inconsistentes y desequilibrios en la planta. Para evitarlo, planifica qué hojas eliminarás y por qué antes de comenzar.
  • Falta de seguimiento: No realizar un seguimiento del progreso de la planta después de la defoliación puede llevar a problemas no detectados. Para evitarlo, observa la planta en los días posteriores a la defoliación y ajusta tu enfoque según sea necesario. Asegúrate de que se recupere adecuadamente.
  • Descuidar la higiene: No mantener una buena higiene puede llevar a la propagación de patógenos y plagas durante la defoliación. Para evitarlo, limpia tus herramientas antes de comenzar y asegúrate de lavarte las manos antes y después de la defoliación.
  • Eliminar todas las hojas pequeñas: Eliminar todas las hojas pequeñas puede reducir la capacidad de la planta para realizar la fotosíntesis. Para evitarlo, conserva algunas hojas pequeñas, especialmente si están expuestas a la luz. Estas hojas aún pueden contribuir a la producción de energía.
  • Apresurarse: Realizar la defoliación apresuradamente y sin cuidado puede resultar en daños innecesarios a la planta. Para evitarlo, tómate tu tiempo durante la defoliación. Trabaja con paciencia y precisión para evitar errores.

 



Cuidados Post-Poda

Después de realizar la Poda de Defoliación, es crucial proporcionar cuidados adecuados a la planta para asegurar su recuperación y un crecimiento saludable. Aquí tienes una guía sobre los cuidados post-poda y los signos de una poda exitosa:

  • Hidratación: Después de la defoliación, la planta puede experimentar estrés temporal. Asegúrate de hidratar de manera adecuada, manten un suministro constante de agua para ayudar a la recuperación. Sin embargo, evita el riego excesivo, ya que la planta tendrá menos hojas para la transpiración.
  • Alimentación: Continúa alimentando la planta con los nutrientes adecuados de acuerdo con la etapa de crecimiento en la que se encuentre. La defoliación puede aumentar la eficiencia de la absorción de nutrientes.
  • Luz: La planta necesitará adaptarse a la nueva exposición de luz después de la defoliación. Asegúrate de mantener una fuente de luz adecuada y evita cambios drásticos en la intensidad o el tiempo de exposición.
  • Temperatura y Humedad: Mantén un ambiente de cultivo estable en términos de temperatura y humedad. La planta puede ser más sensible después de la defoliación, así que evita fluctuaciones extremas.
  • Observación Continua: Durante los días posteriores a la defoliación, observa la planta de cerca. Busca signos de estrés como marchitamiento o amarilleo excesivo de hojas. Si notas problemas, ajusta tus prácticas de cuidado en consecuencia.
  • Monitoreo del Crecimiento: Después de la recuperación, presta atención al crecimiento de la planta. Deberías notar un mayor desarrollo de cogollos en las áreas expuestas a la luz. Si la planta muestra un crecimiento desequilibrado, puedes realizar ajustes adicionales de defoliación.
  • Mantén la Limpieza: Continúa manteniendo un entorno limpio y libre de patógenos y plagas. La planta puede ser más vulnerable después de la defoliación, por lo que la higiene es fundamental.
  • Entrenamiento Adicional: Si es necesario, considera la posibilidad de realizar entrenamiento adicional, como LST o Super Cropping, para dar forma a la planta y aprovechar al máximo la luz.
  • Paciencia: La recuperación completa de la planta puede llevar tiempo. Ten paciencia y no te apresures a realizar más defoliación o cambios significativos. Observa cómo se desarrolla y realiza ajustes graduales según sea necesario.

 

Signos de una Poda Exitosa

  • Mayor penetración de luz en el dosel de la planta.
  • Desarrollo de cogollos más grandes y densos en las áreas expuestas.
  • Reducción del riesgo de problemas de hongos y moho debido a una mejor circulación de aire.
  • Mantenimiento de un crecimiento saludable y equilibrado en la planta.
  • Mejora en la producción de cogollos y calidad de la cosecha.

Recuerda que cada planta puede responder de manera diferente a la defoliación, por lo que es importante adaptar tus cuidados a las necesidades específicas de tu cultivo.

 

revisar plantar marihuana

 

Comparación con Otras Técnicas de Poda

La Poda de Defoliación es una técnica de poda utilizada en el cultivo de marihuana que tiene diferencias y similitudes con otras técnicas de poda, como Super Cropping, Lollipopping, Poda Apical, Schwazzing, LST (Low Stress Training) y Main-Lining. Aquí hay una comparación que destaca estas similitudes y diferencias:

 

Comparación con Poda Super Cropping

  • Ambas técnicas buscan mejorar la exposición de las partes de la planta a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como el Super Cropping permiten controlar la cantidad de luz que llega a las partes inferiores de la planta.
  • Ambas técnicas pueden reducir la competencia entre las ramas y mejorar la distribución de energía y nutrientes.
  • Super Cropping implica doblar y pellizcar las ramas de manera más intensiva, a menudo causando daño menor en los tejidos, mientras que la Poda de Defoliación se centra en la eliminación selectiva de hojas.
  • En la Poda de Defoliación, las ramas no se cortan ni eliminan, mientras que en Super Cropping, a veces se puede eliminar parte de una rama.
  • Super Cropping se utiliza principalmente para fortalecer las ramas y permitir una mejor exposición a la luz, mientras que la Poda de Defoliación se centra en mejorar la calidad de la luz y reducir la sombra en la planta.

 

Comparación con Poda Lollipopping

  • Ambas técnicas tienen como objetivo mejorar la exposición de las partes superiores de la planta a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como el Lollipopping pueden reducir la competencia entre las ramas y mejorar la distribución de energía y nutrientes en la parte superior de la planta.
  • La principal diferencia radica en el enfoque: la Poda de Defoliación se centra en la eliminación de hojas sombreadas, mientras que el Lollipopping implica la eliminación de ramas y hojas inferiores para enfocar la energía en las partes superiores.

 

Comparación con Poda Apical

  • Ambas técnicas buscan mejorar la exposición de las ramas superiores a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como la Poda Apical pueden reducir la competencia entre las ramas y promover un crecimiento más uniforme en la parte superior de la planta.
  • La diferencia principal es que la Poda de Defoliación se enfoca en la eliminación de hojas grandes para mejorar la exposición, mientras que la Poda Apical implica la eliminación del brote apical para fomentar el crecimiento de ramas laterales.

Comparación con Poda Schwazzing

  • Ambas técnicas tienen como objetivo mejorar la exposición de las partes superiores de la planta a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como el Schwazzing pueden reducir la competencia entre las ramas y mejorar la distribución de energía y nutrientes en la parte superior de la planta.
  • La diferencia principal radica en la intensidad: el Schwazzing implica la defoliación intensiva en dos fases, mientras que la Poda de Defoliación se centra en la eliminación selectiva de hojas.

 

Comparación con Poda LST (Low Stress Training)

  • Ambas técnicas buscan mejorar la exposición de las partes de la planta a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como el LST pueden reducir la competencia entre las ramas y mejorar la distribución de energía y nutrientes.
  • La principal diferencia es el enfoque: el LST implica el doblado y fijación de ramas, mientras que la Poda de Defoliación se centra en la eliminación de hojas sombreadas.

 

Comparación con Poda Main-Lining

  • Ambas técnicas tienen como objetivo mejorar la exposición de las ramas principales a la luz.
  • Tanto la Poda de Defoliación como el Main-Lining pueden reducir la competencia entre las ramas y promover un crecimiento más uniforme en la parte superior de la planta.
  • La diferencia principal es que el Main-Lining implica la poda selectiva y el doblado de tallos para crear una estructura de crecimiento específica, mientras que la Poda de Defoliación se enfoca en la eliminación de hojas sombreadas.

 

Situaciones en las que la Poda de Defoliación es más Recomendable

  • Cuando se busca mejorar la exposición de luz en el dosel de la planta, especialmente en variedades densas y frondosas.
  • Durante la fase de vegetación y las primeras semanas de floración para mantener un dosel limpio y bien iluminado.
  • En combinación con otras técnicas de poda, como LST o Main-Lining, para lograr un equilibrio entre el crecimiento vertical y horizontal.
  • Cuando se necesita reducir el riesgo de problemas de hongos y moho al mejorar la circulación de aire.
  • En cultivos con limitaciones de espacio vertical, donde es esencial un dosel compacto y eficiente en la utilización de luz.

En resumen, la Poda de Defoliación se centra en la eliminación selectiva de hojas para mejorar la luz y la circulación de aire en el dosel de la planta. Si bien comparte algunos objetivos con otras técnicas de poda, su enfoque y momento de aplicación pueden variar, y es especialmente efectiva cuando se busca optimizar el crecimiento en espacios limitados.

 

Artículo anterior Poda FIM (F*ck, I Missed) en la Marihuana
Artículo siguiente Poda Schwazzing en el Cultivo de Marihuana