Ir a contenido
Uso de Abono Líquido en la Marihuana

Uso de Abono Líquido en la Marihuana

En el cultivo de marihuana, la elección del fertilizante adecuado es un factor crucial para asegurar un crecimiento saludable y una cosecha abundante. Entre las diversas opciones disponibles, los fertilizantes para marihuana en forma líquida se han convertido en una elección popular por su eficiencia y facilidad de uso. Estos fertilizantes ofrecen ventajas significativas sobre otras formas, como los sólidos o los granulados, especialmente en términos de absorción y manejo.

El abono líquido no es simplemente un suplemento, es la clave para proporcionar a las plantas los nutrientes necesarios de manera eficiente y equilibrada. A diferencia de otros métodos de fertilización, el abono líquido ofrece una absorción rápida y completa, permitiendo que las plantas aprovechen al máximo cada nutriente esencial para su desarrollo.


macetas con plantas de cannabis

¿Qué es el Abono Líquido?

El abono líquido es una herramienta esencial en el arsenal de cualquier cultivador de cannabis que busca optimizar el desarrollo de sus plantas. Pero, ¿qué lo hace tan especial? En esencia, el abono líquido es una solución nutritiva concentrada que proporciona a las plantas los elementos esenciales para su crecimiento en una forma líquida y fácilmente absorbible.

Composición del Abono Líquido

El abono líquido se compone de una mezcla cuidadosamente equilibrada de nutrientes esenciales para el desarrollo de las plantas. Estos nutrientes se dividen comúnmente en tres categorías:

Macroelementos:

  • Nitrógeno (N): Esencial para el crecimiento vegetativo y la formación de hojas.
  • Fósforo (P): Fundamental para el desarrollo de raíces y flores.
  • Potasio (K): Contribuye a la resistencia de la planta y la calidad de los frutos.

Microelementos: Hierro (Fe), Manganeso (Mn), Zinc (Zn), Cobre (Cu), Boro (B), Molibdeno (Mo): Aunque se requieren en menor cantidad, son igualmente cruciales para la salud de la planta.

Elementos Secundarios: Calcio (Ca), Magnesio (Mg), Azufre (S): Importantes para diversas funciones metabólicas y estructurales.

 

Ventajas del Uso de Abono Líquido para Plantas

El abono líquido se destaca en el cultivo de marihuana por sus múltiples beneficios, que van más allá de la mera administración de nutrientes. A continuación, exploramos detalladamente las ventajas clave que hacen del abono líquido una elección preferida entre los cultivadores.

  • Mayor Absorción de Nutrientes: La forma líquida permite una absorción inmediata de los nutrientes, asegurando que las plantas aprovechen al máximo cada elemento esencial para su desarrollo.
  • Facilidad de Aplicación: La aplicación del abono líquido es simple y precisa. Puede ser administrado directamente al sustrato o incorporado en sistemas de riego, proporcionando una distribución uniforme.
  • Control Preciso de la Dosificación: Los cultivadores tienen un control total sobre la cantidad de nutrientes suministrados a las plantas. Esto es crucial para adaptarse a las necesidades específicas de cada etapa del ciclo de vida de la marihuana.
  • Menor Riesgo de Sobrealimentación: La forma líquida minimiza el riesgo de sobrealimentar las plantas, un problema común en el cultivo de cannabis. Esto previene problemas como la acumulación de sales en el sustrato.
  • Versatilidad en la Aplicación: El abono líquido puede ser aplicado de diversas maneras, permitiendo a los cultivadores adaptarse a sus preferencias y necesidades específicas. Ya sea mediante riego manual, sistemas de goteo o sistemas hidropónicos, la versatilidad es una ventaja distintiva.
  • Respuesta Rápida de las Plantas: Las plantas suelen responder rápidamente al abono líquido, manifestando un crecimiento más vigoroso y una apariencia saludable en un período relativamente corto.
  • Mezclas Personalizadas: La flexibilidad en la dosificación facilita la creación de mezclas personalizadas, permitiendo a los cultivadores ajustar la composición nutricional según las necesidades específicas de sus plantas.


macetas con tierra y plantulas de cannabis

Tipos de Abono Líquido para el Cultivo de Cannabis

Cuando se trata de abono líquido para el cultivo de cannabis, la diversidad de opciones puede ser abrumadora. A continuación, exploraremos los tipos principales, destacando sus características distintivas y beneficios específicos.

Fertilizantes Líquidos Orgánicos

  • Composición: Incluyen extractos de algas marinas, emulsiones de pescado, y té de compost. Ricos en micronutrientes, hormonas vegetales y microorganismos beneficiosos.
  • Uso: Aplicados directamente al suelo o como spray foliar. La frecuencia y dosificación dependen de la etapa de crecimiento de la planta.
  • Ventajas: Mejoran la salud del suelo y la planta, promueven un crecimiento equilibrado y son ambientalmente sostenibles.
  • Recomendación: el fertilizante Bio Grow de BioBizz es un fertilizante 100% orgánico con el que conseguir unas plantas fuertes y sanas.

Fertilizantes Líquidos Sintéticos

  • Composición: Formulaciones químicas con una concentración equilibrada de NPK (nitrógeno, fósforo, potasio) y a veces micronutrientes adicionales.
  • Uso: Aplicados a través del sistema de riego o como alimentación foliar. Requieren una medición precisa y seguimiento del pH del suelo.
  • Ventajas: Proporcionan nutrientes de forma rápida y directa, son fáciles de controlar y ajustar según las necesidades específicas de la planta.

Fertilizantes Líquidos de Floración

  • Composición: Alta concentración de fósforo y potasio, diseñados para la etapa de floración de la marihuana.
  • Uso: Utilizados durante la fase de floración para promover el desarrollo de cogollos.
  • Ventajas: Maximizan la producción de flores y cogollos, mejorando la calidad y cantidad del rendimiento.
  • Recomendación: el fertilizante Top Bloom de Top Crop y se puede usar tanto en cultivos de interior como de exterior. 

Fertilizantes Líquidos de Crecimiento

  • Composición: Enriquecidos con nitrógeno para estimular el crecimiento vegetativo.
  • Uso: Aplicados durante la fase vegetativa para fomentar un crecimiento robusto de hojas y tallos.
  • Ventajas: Aseguran un crecimiento vigoroso y saludable, estableciendo una base sólida para la planta.
  • Recomendación: el fertilizante Green Explosion de Top Crop potencia un crecimiento rápido des dee las primeras semanas. 

Fertilizantes Líquidos Enriquecidos con Micronutrientes

  • Composición: Contienen micronutrientes como calcio, magnesio, hierro y zinc, además de NPK.
  • Uso: Utilizados para prevenir o corregir deficiencias de micronutrientes.
  • Ventajas: Promueven una salud general mejorada de la planta y ayudan en procesos fisiológicos clave.
  • Recomendación: el fertilizante Solo-Tek Grow de Grotek proporciona todos los nutrientes esenciales para el crecimiento. 

Fertilizantes Líquidos de pH Ajustado

  • Composición: Formulaciones que también ayudan a ajustar el pH del suelo o del medio de cultivo.
  • Uso: Aplicados para mantener el equilibrio del pH, crucial para la absorción óptima de nutrientes.
  • Ventajas: Facilitan la gestión del pH del suelo, lo que puede ser crítico en ciertos tipos de agua o medios de cultivo.

Cada tipo de fertilizante líquido tiene sus propias características y beneficios, y la elección depende de las necesidades específicas de las plantas de marihuana en sus diferentes etapas de crecimiento. La clave es entender y equilibrar estos requisitos para lograr un cultivo exitoso y saludable.

 

Cómo Aplicar Abono Líquido en el Cultivo de Marihuana en Tierra

La aplicación de abono líquido en el cultivo de marihuana en tierra es una parte crítica del proceso de nutrición de las plantas. Una aplicación cuidadosa y precisa garantiza que tus plantas obtengan los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable y una cosecha abundante. Aquí tienes una guía detallada paso a paso:

  • Preparación del Abono Líquido: Verifica las indicaciones del fabricante para la dosificación específica de tu abono líquido. Utiliza agua de calidad y mezcla el abono líquido en un recipiente limpio, asegurándote de seguir las proporciones recomendadas.
  • Consideraciones de Dosificación: Inicia con la dosis mínima recomendada y aumenta gradualmente según las necesidades de tus plantas. Observa las reacciones de las plantas y ajusta la dosificación en consecuencia.
  • Frecuencia de Aplicación: Establece un calendario de aplicación basado en la fase de crecimiento de tus plantas y las necesidades específicas de cada etapa. Generalmente, durante la fase vegetativa, se aplica abono líquido cada 1-2 semanas, y con menor frecuencia durante la floración.
  • Aplicación Directa al Sustrato: Vierte el abono líquido directamente en el sustrato, asegurándote de distribuirlo uniformemente alrededor de la base de cada planta. Evita aplicar el abono líquido directamente sobre las hojas para prevenir posibles quemaduras.
  • Sistemas de Riego Automático: Si utilizas un sistema de riego automático, mezcla el abono líquido con el agua de riego según las especificaciones del sistema. Asegúrate de que el sistema distribuya uniformemente la solución a todas las plantas.
  • Aplicación Foliar (Opcional): Algunos cultivadores optan por la aplicación foliar, pulverizando suavemente el abono líquido sobre las hojas. Realiza esta práctica con moderación para evitar la acumulación excesiva en las hojas y posibles daños.
  • Evitar Sobrealimentación: Monitorea constantemente la salud de tus plantas para evitar problemas de sobrealimentación. Si observas signos de estrés nutricional, ajusta la dosificación o la frecuencia de aplicación según sea necesario.
  • Horarios de Aplicación: Prefiere aplicar el abono líquido durante las horas de la mañana para permitir que las plantas absorban los nutrientes antes de la exposición a temperaturas más bajas en la noche.
  • Monitoreo y Ajuste Continuo: Observa el desarrollo de tus plantas de cerca. Realiza análisis periódicos del sustrato para evaluar los niveles de nutrientes y ajusta tu programa de aplicación según los resultados.
  • Registro de Aplicaciones: Lleva un registro de cada aplicación, detallando la dosificación, la frecuencia y cualquier observación relevante. Este registro puede ayudarte a ajustar tu plan de fertilización a lo largo del tiempo.


mano cogiendo tierra y simbolos de elementos quimicos de nitrogeno fosforo y potasio

Precauciones y Consejos

La aplicación de abono líquido en el cultivo de marihuana en tierra requiere una atención cuidadosa y consideración para evitar problemas y maximizar los beneficios. Aquí te presentamos una guía detallada con precauciones y consejos prácticos:

Precauciones

  • Sobrealimentación: Evita la sobrealimentación, ya que puede resultar en daño a las raíces y afectar negativamente el crecimiento de las plantas. Monitorea de cerca las reacciones de las plantas y ajusta la dosificación en consecuencia.
  • Acumulación de Sales: Controla la acumulación de sales en el sustrato, especialmente en contenedores con drenaje limitado. Periodicamente, realiza lavados de sustrato con agua sin nutrientes para prevenir la acumulación.
  • PH del Agua: Verifica y ajusta regularmente el pH del agua y de la solución de abono líquido para evitar problemas de absorción de nutrientes. Asegúrate de que el pH esté dentro del rango óptimo para el cannabis.
  • Compatibilidad de Nutrientes: Al combinar diferentes tipos de abonos líquidos, verifica su compatibilidad para evitar reacciones no deseadas. Consulta las instrucciones del fabricante para asegurar que los productos se puedan mezclar sin problemas.
  • Sensibilidad de las Plantas: Reconoce la sensibilidad de tus plantas a ciertos nutrientes y ajusta la dosificación en consecuencia. Algunas variedades pueden tener requerimientos nutricionales específicos.

Consejos Prácticos

  • Rotación de Nutrientes: Varía los tipos de abono líquido que utilizas para proporcionar una gama completa de nutrientes. La rotación ayuda a prevenir posibles deficiencias y asegura una nutrición equilibrada.
  • Aplicación Gradual: Introduce cambios en tu programa de fertilización gradualmente para evitar estrés en las plantas. Observa cómo responden y ajusta según sea necesario para optimizar el rendimiento.
  • Monitoreo Constante: Realiza chequeos regulares de la salud de tus plantas para identificar problemas nutricionales a tiempo. Ajusta tu programa de fertilización en función de las necesidades observadas.
  • Uso de Medidores: Emplea medidores de pH y EC para medir la acidez del agua y la concentración de nutrientes en la solución. Estos dispositivos proporcionan información clave para ajustar la dosificación y mantener condiciones ideales.
  • Ciclo de Limpieza: Lleva a cabo ciclos de limpieza en tu sistema de riego para prevenir obstrucciones y asegurar una distribución uniforme del abono líquido. Un sistema limpio mejora la eficiencia y evita problemas de aplicación.
  • Atención a Factores Ambientales: Considera factores externos como temperatura y humedad al ajustar tu programa de fertilización. Las condiciones ambientales pueden influir en la absorción de nutrientes.
  • Capacitación Continua: Mantente informado sobre nuevos productos y técnicas de fertilización mediante la lectura de materiales actualizados y la participación en comunidades en línea. La capacitación continua te ayudará a mejorar y perfeccionar tus prácticas.



Cuando escoger un fertilizante líquido

Optar por fertilizantes líquidos para el cultivo de marihuana es una decisión que se basa en varias consideraciones clave. Aquí te presento algunas situaciones en las que los fertilizantes líquidos pueden ser la mejor elección:

  • Necesidad de Respuesta Rápida: Si tus plantas muestran signos de deficiencias nutricionales y requieren una corrección rápida, los fertilizantes líquidos son ideales por su absorción y efecto inmediatos.
  • Etapas Críticas de Crecimiento: Durante fases como la floración o el crecimiento vegetativo, donde las demandas nutricionales son altas, los fertilizantes líquidos permiten un ajuste preciso y oportuno.
  • Cultivos Hidropónicos: En sistemas hidropónicos o sustratos sin suelo, los fertilizantes líquidos son esenciales, ya que los nutrientes deben suministrarse a través del agua.
  • Precisión en la Dosificación: Los fertilizantes líquidos ofrecen una dosificación precisa y fácilmente ajustable, lo cual es crucial para controlar la cantidad de nutrientes.
  • Aplicaciones Foliares: Para aplicar nutrientes directamente a las hojas o para una absorción más rápida, los fertilizantes líquidos son la mejor opción.
  • Cultivos Pequeños o Domésticos: Para operaciones más pequeñas o a nivel doméstico, los fertilizantes líquidos son fáciles de manejar y aplicar, incluso en cantidades pequeñas.
  • Flexibilidad en la Aplicación: Son versátiles y pueden ser utilizados tanto en riego manual como en sistemas de riego automatizados.
  • Personalización de la Nutrición: Para cultivadores experimentados que desean personalizar el régimen de nutrientes, los fertilizantes líquidos permiten mezclar y ajustar fórmulas específicas.
  • Cultivo Controlado: En entornos de cultivo interior o invernaderos donde se busca un control preciso sobre todas las variables, incluyendo la nutrición, los fertilizantes líquidos son una herramienta valiosa.
  • Prevención de Acumulación de Sales: Son menos propensos a causar acumulación de sales en el suelo en comparación con algunos fertilizantes sólidos, especialmente los orgánicos.

Al elegir fertilizantes líquidos, es crucial considerar la calidad del producto, la compatibilidad con tu tipo de cultivo y las necesidades específicas de tus plantas de marihuana. Además, debes seguir las instrucciones de dosificación cuidadosamente para evitar la sobrefertilización.

Artículo anterior Como cultivar marihuana en climas húmedos